BRUNCH IN ASTURIAS

En ésta entrada os invitamos a compartir una de las actividades que más nos gusta hacer porque sino no seríamos Hambreviajera: tomar el Brunch en nuestra preciosa comunidad.

Aunque a éstas alturas el nombre os suena ya bastante después de que se haya puesto tan de moda, para los no iniciados vamos primero con una pequeña descripción de lo que es el tomar el Brunch.

¿Qué significa la palabra Brunch?

El Brunch es la unión del desayuno o Breakfast con el almuerzo o Lunch, de ahí su nombre tan cool.

Ésta comida se lleva realizando desde el siglo XVII ya pero ha sido muy popularizado por la sociedad americana sobretodo los domingos y días festivos para que la gente tuviera una alternativa tras una noche de fiesta.

¿Cual es el horario para tomarlo?

El horario normal para la celebración suele ser desde las 11 de la mañana hasta las 4 de la tarde, pero depende del establecimiento que lo pone según su clientela, pero éste debería ser lo “oficial”.

¿Qué clase de comida se sirve?

Pues la variedad aquí es la gran protagonista porque hay para todos los gustos: desde la bollería hasta la comida salada, pasando por el café o una copa de cava, los establecimientos suelen ofrecer productos exclusivos para diferenciarse de los demás.

Normalmente en la mesa tienes ya colocados muchos de los productos, sobre todo la bollería o los quesos, pero los que son calientes los sacan después para que no se enfríen.

Tendrás que seguir leyendo para ver las fotografías de varios locales y así te harás una idea muy visual de lo que sueles degustar en un Brunch.

¿Qué precio tiene tomarse un Brunch?

La media suele rondar los 25 euros por persona pero aquí vuelve a mandar el local, su servicio y la comida que ofrece.

Pues bien a partir de éste pequeño resumen de lo que es un Brunch vamos a comenzar por los que nos podemos encontrar en Asturias porque están floreciendo en lugares fantásticos que bien merecen una visita.

Abre tus ojos y vete reservando tu próxima experiencia porque seguro que tras ésta entrada tendrás muchas ganas de probar alguno de ellos o todos, quien sabe.

EWAN BEACH CLUB.

Éste fantástico local situado en un entorno idílico como lo es la playa de Salinas en la costa asturiana, nos ofrece un Brunch de mucha calidad, cocina casera y una decoración exquisita que seguro os encanta.

Lo primero que llama la atención cuando entras en el local es la enorme cristalera con vistas al paseo marítimo y al mar de Salinas.

La decoración del local es muy cuidada y moderna, con toques caseros que lo hacen muy acogedor.

Éste brunch comienza con una mesa preparada con la comida y bebida fría formada por:

  • Fruta de temporada.
  • Tabla de quesos y dulce.
  • Jamón, AOVE y tomate natural.
  • Bollería casera variada y otros dulces (napolitanas, cuadrados de brownie, etc)
  • Canapés variados (mini hamburguesas, mini canapé de salmón, etc)
  • Surtido de panes (integral, de frutos secos, etc)
  • Mermeladas y mantequillas variadas.
  • Zumo natural (naranja, remolacha y fresa, etc).


  • Copa de cava.

Transcurridos aproximadamente 40 minutos te sirven una ensalada de marisco para ir cambiando la tónica de la comida, además también te ofrecen la bebida caliente a elegir entre café, cola cao o infusión.

El siguiente paso es uno de nuestros favoritos: Huevo Benedictine con salsa holandesa.

Cuando no tienes hueco para casi nada más te traen el último de los caprichos: un gofre con nata, fresas y nutella.

El horario para disfrutar del Brunch en el Ewan es aproximadamente de 11 a 2.

En 3 horas da tiempo de sobra para participar de ésta experiencia tan sabrosa, con un personal amable y unas vistas que bien merecen una visita.

El precio es de 25 euros por persona y sólo podréis ir con reserva previa en la cual os harán un cargo a la tarjeta de crédito de 5 euros para que no faltéis a la cita porque requiere una preparación.

Ahora os vamos a dejar el enlace a la página web del local en dónde podréis ver toda la información además de sus medios de contacto para hacer la reserva.

https://www.ewansalinas.com

Y hasta aquí la explicación del brunch en el Ewan, no dudéis en probarlo si tenéis la ocasión porque no os va a defraudar hambreviajeros.


LEVAIN BAKERY

Si te gustan las galletas y más en concreto, las típicas americanas con trocitos de cosas deliciosas en su interior, necesitas conocer ésta pequeña panadería dónde podrás comer las mejores cookies de la ciudad de Nueva York, para nosotros claro, porque son sin duda alguna, las mejores que hemos probado en el mundo y ninguna otra ha podido superarlas aún.

Famoso banco en el exterior

Las fundadoras de éste delicioso lugar son Connie McDonald y Pamela Weekes, dos amigas y amantes de las galletas que comenzaron con el reto de conseguir hornear la mejor galleta y viendo el resultado lo han conseguido con mucho éxito.

La primera tienda está en el Upper West Side de la ciudad, en el número 167 West de la 74th Street y abrió sus puertas allá por el año 1994.

Pocos años después se convirtió en toda una institución , tanto que si preguntas a cualquier neoyorkino por las mejores galletas de la ciudad, probablemente te dirijan hasta aquí.

Su horario es de lunes a sábado de 8 de la mañana a 7 de la tarde y el domingo de 9 a 7.

Aunque ésta es la primera y más famosa de negocio, cuentan con otras 3 localizaciones en Nueva York por lo que os dejamos el enlace a continuación para elegir la que mejor se adapte a vuestra situación y para que vayáis abriendo boca porque si ésta entrada no os lleva a visitarla tras ver la web sin duda haréis la visita:

https://www.levainbakery.com

Lo primero que debéis saber antes de llegar a la tienda es que lo más probable será que os encontréis una gran cola de gente esperando a entrar ( sobretodo si es fin de semana), pero la paciencia bien va a merecer la pena os lo aseguramos.

En cuanto atraveséis su emblemática puerta azul y comencéis a bajar sus peldaños el olor a galleta recién horneada te embriaga y comienzas a salivar, ya no importa el camino hasta allí ni la cola, sólo quieres que llegue el momento de darle un mordisco a una de esos apetitosos pecados del cielo.

Ya queda poco

No esperéis encontrar una gran pastelería con un gran mostrador ni con una decoración vistosa que os entre por los ojos, no hace falta.

Es una pequeña tienda con panes, algún bollo y por supuesto sus famosas galletas de las que podemos escoger 4 tipos:

  • Chocolate Chip Walnut ( la clásica galleta de chocolate con chips de choco y nueces).
  • Dark Chocolate Chocolate Chip ( galleta de chocolate con chips de chocolate).
  • Oatmeal Raisin Cookie ( galleta de avena con pasas).
  • Dark Chocolate Peanut Butter Chip ( galleta de chocolate con chips de mantequilla de cacahuete).

El precio por cada una de éstas tentaciones es de sólo 4 dólares por galleta y encima son bastante grandes, de unos 170 gr cada una.

Aquí está el premio tras la espera

Nosotros compramos una de Chocolate Chip Walnut y otra de Dark Chocolate Peanut Butter Chip.

En el interior de la tienda hay una pequeña barra dónde puedes apoyarte para comer pero es tan pequeño el local y siempre hay tanta gente que decidimos pedirlas para llevar e ir a comerlas a Central Park haciendo picnic y disfrutando del entorno.

Zona de barra

Nos dieron la bolsa para llevar y ya pudimos notar que realmente son recién hechas porque ¡estaban calientes! por lo que aún nos pusimos más ansiosos por comerlas, así que sin más demora aligeramos el paso hasta llegar al parque.

Nos sentamos en una roca con vistas a uno de los puentes, rodeados por patos y un pequeño lago haciendo del entorno parte de la experiencia.

No está mal el sitio

Abrimos la bolsa y el olor salió disparado hacia nuestro olfato y nos costó mucho no devorarlas antes de sacar las fotos de rigor pero por ganas hubieran durado menos.

Que pinta no?

Como describir el primero mordisco …. por fuera son crujientes pero su interior es blando, con el chocolate fundido por su propio calor y ese sabor tan intenso que te deja sin palabras.

No podemos resistirnos más

Las dos que probamos estaban de muerte y cada uno tiene su favorita aunque indudablemente las dos están increíbles.

Pero como la experiencia hay que vivirla para poder contarla os animamos a visitar éste lugar imprescindible para los amantes de las galletas y si todavía no lo sois seguro que después de probarlas no dejaréis de pensar en volver a ellas.

Hasta aquí una de nuestras entradas más deliciosas, esperamos que os haya gustado y que no dudéis en escribirnos por éstos medios para conocer vuestras impresiones, intercambiar ideas o ayuda:

Correo electrónico: hambreviajera.com@gmail.com

Instagram: https://www.instagram.com/hambreviajera/

Facebook: https://es-es.facebook.com/hambreviajera/

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

LOS ÁNGELES

Hola hambreviajeros,

en ésta entrada os vamos a invitar a conocer una de nuestras ciudades favoritas, Los Ángeles.

Llegamos

Oficialmente “Ciudad de Los Ángeles” pero coloquialmente conocida como L.A., Los Ángeles es la ciudad más poblada del estado de California y la segunda mas poblada de los Estados Unidos.

Cartel en el aeropuerto LAX

Turísticamente son muchas las personas que ven sólo relevante hacerse la foto con el cartel de Hollywood y ver las estrellas del Paseo de la Fama, pero nosotros creemos que la ciudad es mucho más y que si los actores más importantes viven o han vivido aquí es por algo así que vamos a contaros nuestra experiencia en L.A.

1- Alquila un coche.

Lo primero que os proponemos y aconsejamos es que alquiléis un vehículo para moveros tanto por la ciudad como por sus alrededores.

Es una forma fantástica de recorrer sus muchos rincones a vuestro ritmo sin horarios ni agobios.

Un mítico Ford Mustang no esta mal

Los Ángeles dispone de una red de transporte público formado por autobús, metro y tren que os servirá pero es otra manera dado que la ciudad es muy grande y se tarda bastante en recorrer los sitios que visitar, además el metro por ejemplo no llega a todos los lugares y eso es un punto en contra.

Los barrios son como mini ciudades separados algunos por bastante distancia pasando por suburbios nada recomendables a ciertas horas del día.

En otra entrada contaremos como utilizar el servicio público tanto para llegar a la ciudad por diferentes medios como para moveros por ella pero ahora os vamos dejando el link directo a la página oficial de transportes para que le vayáis echando un ojo:

https://www.metro.net/riding/getting-started/

Además parte de la experiencia es formar parte de esas caravanas en las autopistas cuando entras o sales de la ciudad, de ante mano decimos que como en otras grandes urbes a veces ocurre pero la cosa no es para tanto.

Así que ponte cómodo en tu asiento y disfruta de cada trayecto, de sus interminables carreteras con las palmeras a los lados, de sus maravillosas cuestas y del sol en la cara.

Si habéis crecido o vivido la cultura pop de los años 80 y 90 os va a encantar recorrer los escenarios de aquellas películas y series de televisión que forman parte de ti como Sensación de Vivir o Salvados por la Campana.

Sabemos que lo primero que vais a hacer es haceros un foto con el símbolo inequívoco de la ciudad: el cartel de Hollywood.

Éste símbolo de la ciudad, llamado Hollywood Sign, está situado en la colina conocida como Monte Lee y forma parte de ya famoso de por sí Parque Griffith en Hollywood Hills.

El cartel que hoy podemos disfrutar originalmente se podía leer HOLLYWOODLAND y fue instalado en el año 1923 como parte de la publicidad de una urbanización de futura construcción.

Lo maravilloso y fantástico es que en su origen cada letra se iluminaba con 4.000 bombillas, tenía que haber sido una imagen nocturna difícil de olvidar, cosas maravillosas de L.A.

Gracias a la conocida como “Era dorada de Hollywood”, éste cartel que iba a ser temporal, se convirtió en un símbolo por lo que se mantuvo allí hasta llegar a nuestros días gracias a que el departamento de Parques y Jardines lo reparó y lo dejó en su forma actual quitando el sufijo LAND para quedar permanentemente como HOLLYWOOD.

No podrás llegar a tocar las letras porque es una zona de acceso prohibido pero seguro que te harás unas fotos muy chulas con él al fondo, así que coge tu coche y acércate hasta donde quieras para tener ésa imagen en tu carrete hambreviajero.

Ya que estamos en el Parque Griffith ¿porqué no vamos a uno de los lugares de visita obligatoria en la ciudad de L.A?

Nos referimos al Observatorio Griffith, uno de los lugares más visitados de la ciudad por su perfecta ubicación en dónde hacer un picnic antes de disfrutar de la ciencia y alguna sorpresa más.

Vista subiendo al observatorio por la carretera

El observatorio forma parte de la comunidad de la gente de Los Ángeles y no sólo los turistas hacen visitas sino que se juntan las familias para disfrutar de los soleados días de California.

Si las vistas y el entorno no os enamoran los suficiente, difícil porque se ve la inmensidad de la ciudad tanto de día como de noche, seguro que su interior no os dejará indiferentes gracias a sus salas de exposiciones y su increíble planetario en dónde podrás reclinarte en tu butaca para disfrutar de un espectáculo cargado de estrellas.

El planetario Samuel Oschin cuenta con el proyector de estrellas más avanzado del mundo y en él se puede ver el cielo con todo detalle y nos hace aprender y disfrutar de una forma interactiva.

¿Queréis ver a través de un telescopio?

Pues allí se encuentra el Zeiss, un telescopio con lente de 12 pulgadas que está dirigido hacia la luna, los planetas y objetos más brillantes de la Vía Láctea que os dará la oportunidad de hacerlo.

No dejéis de haceros una foto con el busto del fallecido actor James Dean que está situado al lado del aparcamiento del observatorio.

Su pronta y fortuita muerte, unido a su carácter y a películas como Gigante y Rebelde sin causa, lo convirtieron en un mito que llega hasta nuestros días.

¿Que todavía no estás convencido?

Pues que sepas que la entrada es totalmente GRATIS, sólo se paga en el caso de que haya alguna representación concreta pero las visitas que antes mencionamos son a coste 0.



Aquí abajo os dejamos la página oficial para resolver dudas sobre horarios y demás información que puede resultar útil, sólo hacer clic en el siguiente enlace y comienza a planear tu día en el Griffith.

http://www.griffithobservatory.org

Como podéis ver éste lugar requiere una visita algo larga para aprovechar todo lo que nos ofrece además de poder observar el atardecer de la ciudad con sus cambios de luces, puro espectáculo.

Bajamos por las colinas de Hollywood para buscar otras “estrellas”.

Ésta vez no vamos a mirar al cielo sino a nuestros pies porque nos dirigimos al famoso Paseo de Las Estrellas en Hollywood Boulevard y alrededores.

Lugar en dónde pasar tiempo buscando las estrellas de vuestros artistas favoritos bajo el sol de la ciudad, pero debes recordar que hay muchísimas así que no todas están en la calle principal sino que se extienden por las calles colindantes, os llevará mucho verlas todas pero seguro que muchas os harán especial ilusión y otras os harán mucha gracia, a buscar hambreviajeros.

Estrella de Audrey Hepburn
Estrella Mickey Mouse
Estrella Ricky Martin

Sin salir de Hollywood Boulevard nos dirigimos al famoso Teatro Chino, lugar en el cual se realizaban las entregas de los premios Oscar pero que en la actualidad ya no tiene esa misión.

¿Alguien conocido? Miedito

Es un lugar fantástico que llama la atención nada más verlo por su grandeza pero lo que más atrae las miradas del público es sin lugar a dudas el suelo de una zona muy especial porque es donde famosos, los cuales son invitados en exclusiva, dejan sus huellas de pies y manos en el cemento para que la gente encaje las suyas con la de grande estrellas de la talla de Harrison Ford, Clint Eastwood o C3PO, así que prepárate para medirte con los grandes.


Si os preguntáis dónde se hace la gala de los premios Oscar en la actualidad, la respuesta en en el Dolby Theatre, que se encuentra a 1 minuto del Teatro Chino así que es imposible perderse.

Antiguo Kodak Theatre ahora Dolby Theatre

Si vais en el mes de febrero es posible que la famosa alfombra roja esté desplegada para que podáis gritarles a vuestras estrellas favoritas mientras aceden al teatro a por las icónicas estatuillas.

Ahora vamos a una zona más alejada de tanta estrella pero que merece la pena su visita, el Downtown de L.A.

Aquí podemos pasear entre sus rascacielos, comprar en las tiendas de moda o música y disfrutar de una buena comida mientras visitas lugares como el famoso edificio del Ayuntamiento, que con sus 32 plantas fue el edificio más grande de la ciudad y ha aparecido en numerosas series y películas como Superman dónde el “Daily Planet” tenía su sede.

Mención especial merece sin lugar a dudas el Walt Disney Concert Hall, dónde tiene su sede permanente la Filarmónica de Los Ángeles y es una obra de arte diseñada por el gran Frank Gerhy.

No olvidemos coger nuestro coche para ir a visitar un lugar que evoca dinero y lujo: Rodeo Drive.

Ésta zona de la ciudad reúne las tiendas más lujosas para que des rienda suelta tus anhelos hasta que la cartera aguante porque si quieres gastar dinero, allí no habrá problemas.

Seguro que os encantaría ser Julia Roberts por un día y para eso aquí estás en el lugar indicado.

Batman debía estar de comprar por aquí

Adéntrate en Beverly Hills con sus famosas palmeras a los lado de la calle mientras el viento peina tu cabello y el sol broncea tu piel, todo muy de película americana sí.

Hazte con el mapa de las estrellas y descubre por tu cuenta las mansiones de las grandes celebridades de la ciudad o sube a uno de los tours que hacen el recorrido explicando los secretos de tanto famoso.

¿Algo de arte?

Pues L.A es un lugar dónde el arte se respira por todas sus calles con grandes murales de artistas callejeros o lugares tan fantásticos y de obligada visita como el LACMA, lugar en dónde encontraréis obras de Picasso, Rembrandt, Degas, Monet o Rubens por ejemplo.

Pero aunque no vayáis a visitar el museo por su interior no os podéis perder una obra de arte tan increíble y que está al aire libre como es URBAN LIGHTS.

Ésta impresionante obra de Chris Burden consta de 202 farolas de los años 20 y 30 dispuestas de forma simétrica y que se ha convertido en un símbolo de la ciudad por su belleza, no os perdáis la oportunidad de fotografiaros entre ésta luz de la ciudad.

Volvemos a esos años 90 en los que una serie se hizo con las tardes de nuestros televisores: Melrose Place, con sus intrigas y tramas llenas de gente guapa.

La zona de Melrose Avenue os llevará a ésta icónica serie de televisión y que en la actualidad sigue siendo uno de los lugares más visitados por sus tiendas y bares de moda.

Como la sociedad americana está muy metida en el tema del deporte no podéis dejar pasar la oportunidad de disfrutar de dos equipos famosos en todo el mundo:

Los Ángeles Dodgers y Los Ángeles Lakers.

Seáis amantes o no del deporte es una experiencia única de verdad el ver un partido de béisbol o de basket en sus dos icónicos estadios como son el Dodgers Stadium o el Staples Center, así que si tenéis tiempo y ganas no dudéis en hacer una visita.

Exteriores del Staples Center

Volvemos a coger el coche para ir hasta el final de la ruta 66, el famoso Santa Mónica Pier.

Final de la ruta 66

Éste lugar es absolutamente fantástico y ha merecido visita siempre que hemos estado en la ciudad.

Llama desde lejos la atención por su parque de atracciones con su icónica noria sobre pier.

Su nombre es Pacific Park y podréis montar en sus atracciones por un precio que ronda entre los 5-10 dólares por atracción o bien por unos 30 dólares tendréis una pulsera para viajes ilimitados y disfrutar a tope del lugar.

No dejéis de probar su famoso Hot Dog on a Stik porque está para chuparse los dedos.

También encontraréis tienda de recuerdos y otros restaurantes para disfrutar de la visita aunque no seáis mucho de atracciones.

Además del Pacific Park, podréis haceros fotos muy chulas con las casetas de los vigilantes como en la mítica serie de televisión “Los Vigilantes de la Playa” que era rodada en éstas playas.

Exterior del restaurante Bubba Gump

Alquila una bici o unos patines y disfruta del sol en tu cara mientras comes un helado al atardecer y pásate por otro de los lugares que seguro te viene a la cabeza: Venice Beach.

Ésta zona de playa es un lugar sin duda muy peculiar, distrito de Los Ángeles muy conocido por sus calles, playas, colorido y bohemio estilo.

Sus canales son tan famosos como los venecianos y es una de las cosas icónicas de la zona.

Espíritu callejero lleno de artistas por todo el paseo marítimo por el cual el culto al cuerpo es una religión y está muy presente.

No dejéis de visitar la conocida “Muscle Beach”, con zonas para la práctica del skate y un gimnasio al aire libre dónde personajes tan conocidos como Arnold Schwarzenegger entrenaba en sus comienzos americanos.

Y cuando vayáis conduciendo por la costa californiana echad un vistazo a la famosa playa de Malibú o conducir unos 35 minutos hasta New Port, seguro que no os va a defraudar.

Después de tanta playa y sol qué mejor plan que visitar uno de los muchos estudios de cine y televisión que florecen por la ciudad ¿no?

Aquí podréis concertar visitas a míticos estudios como Sony, Paramount o Warner Bros, siendo éste último muy visitado últimamente por ser la sede del programa de Ellen DeGeneres y del archi conocido The Big Bang Theory.

Y sois más de otros programas clásicos como Friends o Las Chicas Gilmore, podréis pasear por Stars Hollow o ver el famoso Central Perk dónde los amigos pasaban gran parte de la trama.

Y ahora algo de alrededores de la ciudad que para eso hemos alquilado un coche.

¿Sois de los que buscáis emociones y cosas nuevas cada día?pues hay un montón de parques de atracciones para cada gusto, ahora vamos a enumerar alguno de los más famosos.

1- Universal Studios Hollywood.

Éste os sumerge en un estudio de cine y mezcla cine con emociones fuertes y como está ubicado en pleno Hollywood es uno de los más visitados.

Atracciones sobre Harry Potter, Fast & Furious o Jurassic Worl harán las delicias de todos vosotros.

La entrada media ronda los 100 dólares, aquí os dejamos el enlace a su web para obtener toda la información:

https://www.universalstudioshollywood.com/things-to-do/rides-and-attractions

2- Six Flags.

Éste es uno de los clásicos en la zona, famoso por tener las atracciones más fuertes de toda California y está situado al norte de L.A.

https://www.sixflags.com/magicmountain/rides-and-attractions

3- Parques Disney.

Aquí nos puede el amor que tenemos por la familia Disney yo todo lo relacionado con su mundo mágico.

El Disneyland Resort es un complejo para toda la familia con toda la magia de éste mundo que tanto nos encanta.

Situado en Anaheim, a una media hora de Los Ángeles, recibe la friolera de unos 15 millones de visita al año y es dónde se encentar el primer parque que se construyó en el año 1955, llamado Disneyland Park.

Es reconocible porque allí se encuentra el Castillo de la Bella Durmiente que tantas veces hemos visto por la televisión, cuenta con unas 57 atracciones y un sin fin de espectáculos como musicales que luego acaban en el mismísimo Broadway.

En el año 2001 abrió sus puertas en éste lugar el Disney California Adventure, parque de atracciones con un aire retro que lo hace único en el mundo.

Hay varios tipos de entradas pero para un parque suele costar unos 105 dólares por día o 145 para visitar ambos parques.

En un día es difícil disfrutar de los dos parque así que aconsejamos por lo menos un día por parque pero si sois como nosotros os quedaréis con ganas de más.

Aquí os dejamos el enlace para ir abriendo boca en vuestra próxima vista con o sin niños porque en el lugar más mágico del mundo todos volvemos a serlo, disfrutarlo hambreviajeros.

https://disneyland.disney.go.com/es-us/

¿Os gusta ir de compras y encontrar chollos?

Pues vamos a coger el coche de nuevo para dirigirnos a una de nuestras paradas obligatorias: “Citadel Outles”.

Éste lugar es un centro comercial al aire libre que dispone de primeras marcas a un precio increíble.

Aquí se encuentran tiendas como Nike, Adidas, Converse, Tommy, Guess, Levi´s y un sin fin más con descuentos de hasta el 70% por lo que os vais a ahorrar unos cuantos dólares en vuestras compras así que no dejéis de ir porque vais a llenar vuestra maleta seguro.

Aquí abajo os dejamos el enlace a su página web dónde podréis ver antes de ir todo lo que ofrecen para ir abriendo boca:

https://www.citadeloutlets.com/directory/

Bueno hambreviajeros hasta aquí nuestra entrada sobre la estupenda ciudad de L.A. que a nuestro parecer merece varios días para disfrutar a tope de ella.

Ya sabéis que cualquier duda que tengáis o si necesitáis ayuda estaremos encantados de ayudar a través de los siguientes medios:

Correo electrónico: hambreviajera.com@gmail.com.

Instagram: https://www.instagram.com/hambreviajera/

Facebook: https://es-la.facebook.com/hambreviajera/

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

EL CRONUT

Hola hambreviajeros,

en ésta entrada vamos a unir mediante la repostería 2 ciudades separadas por un océano de distancia pero que las une un anhelo, convertirse en la mejor pastelería del mundo.

Nos referimos a la famosa Dominique Ansel Bakery.

La primera de una exitosa red de comida nació allá por el año 2011 en el barrio del Soho de la ciudad de Nueva York.

Desde allí el chef Dominique Ansel ha conseguido expandirse y abrir, ya no sólo tiendas de repostería, sino varios restaurantes en las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y Londres.

Nuestro primer contacto con ésta marca fue allá por el año 2013 durante nuestro aniversario de boda.

A nuestros oídos había llegado el boom de una de las creaciones más importantes, sino la más conocida, de éste lugar y de su creador: el Cronut.

A éstas alturas casi todos vosotros conoceréis a que nos referimos pero sino vamos a ponerle remedio.

¿Que es un Cronut?

Ésta unión perfecta entre un Donut y un Croissant francés llamó nuestra atención desde el primer momento y no podíamos dejar pasar la oportunidad de darle un mordisco ya que estábamos en la ciudad de Nueva York.

La historia del Cronut nace como un intento de su creador por llevar el típico croissant francés de alta repostería a la calle y unirlo al éxito de algo tan conocido como el donut, todo ello motivado porque sus empleados eran muy fan de los últimos y Ansel quiso llevarlo a otro nivel.

Tras dos meses de intenso trabajo combinando recetas e ingredientes, Ansel logró en el mes de marzo de 2103 la unión perfecta: forma y textura de un donut con el sabor y la ligereza de un croissant de alta repostería, había nacido el Cronut.

Pero ahí no quedaba la cosa, cada Cronut, sería diferente cada mes del año, dando otra vuelta de tuerca a una idea que la haría aún más única y especial.

Cronut Sabor plátano y avena tostada.

El Cronut según el mes puede tener sabor a creme brulee y vainilla, crema de lima con mermelada de frambuesa y glaseado de piel de lima, crema de café espresso con ganache de toffee o de horchata con caramelo y azúcar de canela, entre otros.

Como podéis ver cada mes es una experiencia única gracias a éste fantástico postre.

La revista TIME descubrió al Cronut como el mejor invento del año 2013.

Pero ahora que la historia está escrita nos decidimos a hacer la cola interminable e intentar ser de los afortunados que podrían hacerse con 2 unidades y degustar éste postre y ver si la expectación era merecida.

Comienza la cola.


Decimos lo de las 2 unidades porque sólo se realizan 200 al día y cada persona puede comprar un máximo de 2.

Hubo unas fotos con modelos por el boom del Cronut.

Cuando llegamos la cola daba vuelta a la esquina y no sabíamos si estábamos entre los 100 primeros así que opciones reales de conseguir 2 para nosotros de momento no había.

Tras un par de horas de cola por fin veíamos la puerta de entrada y ocurrió lo peor: los cronuts se habían acabado.

Tan cerca y tan lejos.

La tristeza se apoderó de la gente que estábamos allí pero, de repente, salió otro trabajador y dijo que iban a sacar otra tanda para que llegara a más gente.

20 más dijeron, vaya alegría cuando vimos que sólo quedaban 7 personas delante de nosotros, tendríamos nuestro Cronut.

Lo malo fue sin duda para la gente que estaba poco detrás y que daba la vuelta a la esquina porque se fueron dado que no había opción de conseguir más, sin dudarlo fue la suerte de los recién casados.

Regalaban trozo de bizcocho para hacer la espera más llevadera, detallazo.

Con mucha emoción cruzamos la puerta de la bakery y solicitamos nuestro premio: “2 Cronut por favor y esa cosa que está caramelizando el chico del mostrador”.

Mucho dónde elegir pero no había duda.

Ese día y para que la experiencia fuera completa, habíamos reservado con antelación nuestra subida a la estatua de la libertad y tras ir a Liberty Island, nos los comimos a sus pies, sumando las vistas a la experiencia culinaria.

Lo más curioso de nuestra primera experiencia con el Cronut fue que hemos buscado cual fue ese sabor de ése día y no es el que nosotros comimos porque claro, ya se habían acabado y creemos que el sabor era el original, el primero que se sacó, por lo que lo hace más especial aún.

¿A qué sabe un Cronut?

Pues claramente dependiendo del sabor que os toque su sabor cambia pero nosotros hemos tenido la suerte de probar 3 sabores y estaban espectaculares.

Su textura es fantástica, esponjosa, dulce y cuando lo muerdes sientes como de su interior sale la crema que han inyectado por sus recovecos, es toda una experiencia.

¿Cual es el precio de un Cronut?

El precio de cada Cronut es de 6 dólares, unos 5 euros más o menos, para ser alta repostería no es caro en nuestra opinión porque estarás disfrutando de algo muy exclusivo.

¿Como consigo mi Cronut?

Hay varias opciones:

1- Hacer cola a primerísima hora de la mañana y tener suerte para entrar en la tienda y que haya Cronuts, además sólo podrás comprar 2 por persona.

La tienda del Soho de Nueva York abre a las 8 de la mañana pero deberás estar allí antes porque habrá gente esperando.

Durante la semana es más fácil conseguir vuestro Cronut pero el fin de semana mejor pasar a la siguiente forma.

2- Haciendo la reserva de tu Cronut a través de la página oficial, ésta es la única manera con la cual vas a tener tu premio seguro y además podrás encargar hasta 10 unidades, la familia y amigos lo agradecerán.

Las reservas se realizan cuando quedan 48 horas para el día en que los quieres recoger, así puedes planearlo bien.

Para realizar reservas sólo debes seguir éstos enlaces:

Dominic Ansel Soho Nueva York

Dominic Ansel Los Ángeles.

Dominic Ansel Londres.

Al principio os dijimos que íbamos a unir dos ciudades y eso es posible gracias a que hemos tenido la suerte de poder conocer tanto la tienda de repostería del Soho en Nueva York como la tienda del barrio de Victoria en la ciudad de Londres.

Si la tienda del Soho es algo pequeña, su bakery de Londres es amplia, con un toque muy de la city en donde poder degustar además de la gran carta de postres, con su famoso Cronut por su puesto, el Afternoon Tea tan solicitado en Londres.

La primera vez fue en el viaje que hicimos con nuestras madres y para que pudieran comer el famoso Cronut, realizamos reserva con 48 horas de antelación y así tener fijo la ocasión de probar el sabor de ese mes.

En ésta ocasión el sabor que probamos fue de Plátano y Avena Tostada, no estaba mal pero no mejor que el primero que probamos en Nueva York.

Sin embargo el año pasado a la vuelta de nuestro viaje a Islandia, teníamos parada de 24 en Londres y fuimos a tomar otro postre a la bakery, pero tuvimos la inmensa suerte que ese día en concreto aún quedaban 6 Cronuts sin vender, por lo que la tentación fue muy grande y volvimos a caer.

El sabor que probamos fue el de Palomitas y Caramelo, con coulant de caramelo casero y ganache cremoso de palomitas, estaba sencillamente espectacular, éste y el primer Cronut han sido los que más nos han gustado, tenemos suerte de haber podido comerlos sin duda alguna.

Como podéis ver somos bastante fans de ésta preciosa bakery, tanto por su decoración como por lo riquísimo de sus postres, así que es un sitio super recomendable si queréis disfrutar de deliciosas obras de arte.

Pues bien hambreviajeros, aquí se acaba ésta entrada sobre el famoso Cronut y la Dominique Ansel Bakery.

Si tenéis alguna duda más o queréis comentar cualquier cosa sobre éste u otro tema siempre estamos disponibles en hambreviajera.com@gmail.com o a través de nuestras redes sociales: Instagram o Facebook, hacer click en cualquiera de ellas para acceder a nuestros perfiles.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

JAPAN RAIL PASS

Hola hambreviajeros,

 

en ésta entrada os vamos a descubrir una forma que, aunque cueste un dinero al principio, os saldrá a cuenta y barata usándola con acierto durante vuestra estancia en Japón, así que vamos con la primera pregunta:

 

¿Qué es la JAPAN RAIL PASS?

Es básicamente un abono de transporte con el conglomerado de empresas Japan Railways Group o mas comúnmente conocido como JR.

Gracias a sus viajes “ilimitados” en los transportes de éste grupo la hacen un arma ideal para el que vaya a pasar un mínimo de 7 días en el país nipón.

 

Parte delantera de la PASS

 

¿Es válido para todos los tipos de transporte en Japón?

Éste tipo de abono es exclusivo para los trenes del grupo JR, además de algún autobús y un ferry.

Podrás moverte por ejemplo por los lugares más emblemáticos de la fascinante ciudad de Tokyo gracias a la línea Yamanote.

Ésta línea circular recorre muchos de los lugares que hay que visitar en Tokyo o tiene parada muy cerca por lo que es una opción fantástica para conocer la capital nipona.

Y si vuestra intención es la de conocer uno de los parques Disney más visitados del mundo, “TOKYO DISNEYLAND“, vuestra JR PASS será de gran utilidad porque con la línea JR KEYO LINE o la JR MUSASHINO LINE en poco tiempo os volveréis a sentir como niños.

 

Tokyo Disneyland

 

¿ Cuánta validez tiene?

La validez de la Japan Rail Pass es de 7, 14 o 21 días.

 

¿Quién puede comprar una Japan Rail Pass?

Cualquier viajero “extranjero” con la condición de ser visitante temporal.

No es válido si el viajero tiene intención de quedarse en el país para otros fines que no sean turísticos.

 

¿Cuál es el precio?

A primera vista nos parece caro pero vamos a decir que puede salir incluso muy barato teniendo en cuenta los precios del transporte en Japón.

Pero lo primero son los precios:

  • Pass de 7 días: 231 euros por persona.
  • Pass de 14 días: 372 euros por persona.
  • Pass de 21 días: 476 euros por persona.

¿Abultado? no creas.

Ahora os vamos a poner algunos ejemplos y veréis como lo caro aquí os va a resultar barato, sólo realizando unos pocos viajes:

  • El precio de un billete ida y vuelta de Tokyo a Kyoto es de unos 208 euros.
  • El precio por un día de metro en Tokyo es de unos 5 euros.
  • El precio del billete desde el aeropuerto de Narita a Tokyo es de 26 euros.

Pues bien, todos éstos billetes costarían, si estuviéramos 7 días en Japón por ejemplo, unos 264 euros.

Como veis con un simple viaje en tren bala a Kyoto que está a tan solo 2 horas 40 minutos por éste medio, y coger el Narita Express desde el aeropuerto ya os compensa el precio de la JR PASS.

Estos son los viajes “básicos” que vas a realizar pero ten en cuenta que valen para todo el país así que sale muy bien de precio.

 

¿Dónde se puede comprar?

Pues aunque se puede comprar en Japón, lo más recomendable es que a través de la página oficial de la JR PASS os hagáis con la vuestra antes de visitar el país porque os ahorrará tiempo y además os pueden enviar a vuestro domicilio rápidamente.

Si la compráis en Japón os lo enviarán a la dirección que vosotros digáis por si una vez allí os decidís a tenerla.

Tanto a vuestro domicilio como a la dirección dada en otro lugar, el tiempo aproximado de entrega es de 48 horas porque tienen muchas delegaciones por todo el mundo.

Aquí os vamos a dejar el enlace para que no tengáis problemas a la hora de adquirirla, sólo pinchar en él y os va a dirigir directamente:

www.jrpass.com

Los pasos son muy sencillos:

1- Eliges la tarifa que quieres pagar según los días que vayas a utilizar tu PASS.

2- Cuando finalizas el proceso de compra te van a enviar a tu domicilio un cupón o voucher que es el que debes llevar en tu viaje a Japón.

3- Llegas a Japón y activas tu voucher en una de las muchas oficinas de la compañía JR.

4- Disfrutas, desde el momento en que se activa, de viajes ILIMITADOS en todos los trenes de la compañía JR además del JR Miyajima Ferry y autobuses JR locales, es una maravilla.

**** La JR PASS debe canjearse en un período de 3 meses desde la compra, así que cuando quede menos para vuestro viaje es buen momento para adquirirla para que os la envíen a casa.

 

¿Qué pasa si ya he comprado mi JR PASS pero se me ha olvidado en casa?

Si te pasa esto, no eres el único, así que tranquilo porque tiene solución.

Recuerda que ya la has pagado por lo que esa tarjeta es tuya, pero hasta su activación no vale de nada, por lo que vale también si la has perdido antes de llegar a tu destino.

Sólo deberás ponerte en contacto con la empresa y ellos anularán el voucher que te habían enviado y volverán a mandar otro al lugar que les digas, como por ejemplo, el hotel donde te alojarás esos primeros días.

Una vez la recibas allí, te acercas a la oficina de JR más cercana y procedes a la activación, muy sencillo.

 

¿Donde puedo activar mi JR PASS?

Es también muy sencillo desde que pisas suelo nipón porque en los aeropuertos hay oficinas de la compañía que realizan la activación de tu PASS.

Además tiene una red muy amplia de oficinas en las ciudades como por ejemplo Tokio.

Sólo os tendréis que dirigir a una de ellas y una vez en el mostrador se rellena el formulario y mostráis el sello de entrada a Japón que os han puesto en el pasaporte.

Ellos os hacen entrega de vuestra JR PASS en la cual viene el nombre, apellidos, nacionalidad y número de pasaporte, además de la fecha en la cual queda activado.

Recordad que ésta tarjeta cuenta desde el momento en el cual se activa, si lo hacéis de noche ese día ya os está contando y empiezan a correr los 7, 14 o 21 días pero si la activáis por la mañana podréis usarla el día completo, depende de vuestra necesidad, siempre dentro de los 30 días posteriores al canje.

 

Parte trasera de la PASS

 

¿Como la uso a diario?

Ésta es una parte ventajosa también porque en las estaciones sólo tenéis que enseñar vuestra JR PASS a los trabajadores que os abren el torno por el que debéis pasar sin perder tiempo.

No dudéis en preguntarles cuando estáis pasando en qué vía se encuentra el tren que necesitáis tomar porque sobre la marcha y muchas veces sin parar ya os la indican, lo saben todo.

Si tenéis intención de coger un tren de largo recorrido como el Shinkansen con dirección Kioto, lo mejor que podéis hacer es ir el día anterior para reservar asiento porque aunque hay muchos trenes que cubren la ruta diariamente, así ya vais según vuestro horario y no os quedaréis sin sitio en el tren, aunque repetimos que hay muchos trenes así que es vuestra elección.

 

Billete con asiento reservado

 

Y hasta aquí nuestra entrada de la semana, no dudéis en enviar vuestras dudas a nuestro correo electrónico: hambreviajera.com@gmail.com o un mensaje privado a través de nuestras redes sociales de Instagram y Facebook, estaremos encantados de ayudar.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

 

 

LAS VEGAS

Hola hambreviajeros,

 

Cuando oímos el nombre Las Vegas se nos viene a la cabeza juego, fiesta y para los amantes de Friends, aquellos capítulos en dónde Joey trabajaba disfrazado de romano en un archiconocido casino, pero esta fantástica ciudad esconde mucho más y es de visita obligada por lo menos una vez en la vida, empezamos.

 

Que recuerdos de Friends

 

Nuestro primer viaje a los Estados Unidos, hay por el año 2008, nos llevó desde Los Ángeles hasta éste famoso lugar que no queríamos dejar pasar.

La ciudad fue fundada en el año 1905 y era un lugar de paso muy frecuente del ferrocarril norte americano entre las dos costas del país.

Pero lo que la puso definitivamente en el mapa fue la legalización del juego en el año 1931, se abría al mundo lo que hoy en día es conocida como la ciudad del juego más importante del planeta.

Los hoteles comenzaron a aflorar en la zona rápidamente debido a la laxitud de sus leyes y fruto de lo cual incorporaban casinos con juegos de azar.

Mucho del dinero que llegó procedía de las mafias del este del país, fruto de las cuales nacieron míticos locales como el famoso Hotel Flamingo, a través del dinero del gánster Benjamin “Bugsy” Siegel, el cual fue asesinado a los 3 meses de la inauguración del hotel por las pérdidas obtenidas.

 

Exterior del Hotel Flamingo

Pero vamos con Las Vegas en la actualidad, una ciudad que acoge a millones de visitantes todos los años y en dónde se puede hacer casi de todo y la cual no deja indiferente a nadie.

Para llegar hasta allí tienes muchos medios de transporte pero el más utilizado es el avión.

Su aeropuerto internacional McCarran es el principal del estado y en el año 2006 llegó a recibir la friolera de 46 millones de pasajeros, un hito para un aeropuerto de tan solo 4 pistas de aterrizaje.

Nada más ves por la ventanilla del avión su famosa calle principal ” The Strip” desde el aire te dan ganas de aterrizar.

 

Vistas desde el avión de Las Vegas

El aeropuerto está tan cerca de ésta zona que se pueden divisar los casinos sin ningún problema, todo es grande en Las Vegas.

 

Ya se ven los hoteles-casino desde el avión

El hall del McCarran es un lugar muy pintoresco y del cual no haría falta salir para dejarte allí todo tu dinero o hacerte rico sin cruzar sus puertas al calor de Nevada.

 

Está lleno de máquinas recreativas por todos lados, algo muy Las Vegas que no deja de sorprender en tu primera visita.

 

¿una partidita rápida?

 

Vamos a cruzar la puerta para entrar en L.V.

 

Un viaje privado?

 

Cuando sales del aeropuerto un intenso calor te llena los pulmones, fuimos en Julio y el bochorno era increíble.

Nuestra próxima parada nos llevaba a nuestra casa durante las dos siguientes jornadas: El Hotel Luxor de Las Vegas.

Un impresionante edificio en forma de pirámide de color negro que llama la atención ya desde las afueras de la ciudad.

 

El Luxor de noche

 

Su increíble exterior y zona común decorados con temática egipcia, como no podía ser de otra manera, nos lleva a otra época.

 

 

 

 

En el interior de los hoteles-casino de Las Vegas puedes hacer de todo sin tener que salir, restaurantes, spas, casinos, piscinas, discotecas, cines, etc.., son ciudades dentro de un edificio, una auténtica pasada.

 

 

 

 

 

 

El primer día nos dejó tiempo para hacernos al hotel, cenar algo, dar una vuelta ahora que el calor había bajado y acabar la noche en una fiesta de la discoteca del hotel, era el cumple de la cantante de las PussyCat Dolls, Nicole Sherzinger, así que estaba a tope.

 

 

Ya al día siguiente la cosa empezaba con otro día de un sofocante calor, eso de estar ubicada en mitad de un desierto tiene mucho que ver, pero nada nos iba a quitar la ilusión de conocer otros lugares de ésta impresionante ciudad.

 

 

Bajo el sol abrasador pudimos disfrutar de hoteles impresionantes como el Paris, el MGM, el New York New York, el Ceaser Palace o el famosísimo Bellagio y su increíble fuente con espectáculo de agua, IMPRESCINDIBLE.

 

 

Hotel New York New York

 

 

 

 

 

Espectáculo de agua del Bellagio 

 

Son tantas cosas que ver que en dos días no tuvimos tiempo de disfrutar tanto como hubiésemos querido pero como nosotros dos decimos: siempre hay que dejar algo para la próxima visita.

 

 

 

 

 

 

Vistia obligada es a la tienda de M&M´S, donde disfrutar como siempre de un montón de variedades de éstos riquísimos dulces.

 

 

 

No podéis dejar pasar la sensación de estar en Venecia gracias al fantástico hotel con ésta temática o pasar por delante de los ventiladores de viento con hielo que harán vuestra travesía mucho más llevadera.

 

 

A combatir el calor

Si lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas nosotros creemos que ésta ciudad se quedará dentro de vosotros para siempre y la recordaréis con cariño y más si realizáis una de las actividades más solicitadas en la ciudad del pecado: CASARSE.

 

 

Nosotros lo dejamos para la próxima visita.

Esperamos que os haya gustado y que tengáis más ganas aún de visitar ésta ciudad que es un mundo dentro de otro.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

 

 

CRUCERO: VIAJE SOBRE EL MAR

Hola hambreviajeros:

en ésta ocasión os vamos a hablar sobre los cruceros y más concreta mente el que hicimos en junio de 2012 por el Mediterráneo.

Los cruceros son una muy buena manera de conocer varios lugares en pocos días y haceros una idea general de ellos por si en el futuro decidís volver.

No os penséis que la cosa es super relajada y que no va a haber estrés porque a veces lo hay.

Tendréis que madrugar todos los días si quieres hacer la excursión, hay mucha gente en los comedores a las horas clave del día, deberéis llegar temprano a los espectáculos porque hay mucha gente en el barco. Pero creemos que es una experiencia por la que hay que pasar y descubrir si sois unos cruceristas, así que vamos con nuestra experiencia.

 

EL EMBARQUE:

 

Llegada al barco

 

Embarcamos en el puerto de Barcelona y el crucero era con la compañía IBEROCRUCEROS, nunca habíamos hecho ninguno y nos pareció que la oferta que encontramos era inmejorable, así que nos lanzamos a la mar.

La hora de pasar la seguridad y la entrega de tarjetas de embarque fue rápida, pero luego nos dejaron en un espacio del puerto esperando a subir al barco, cosa que no nos gustó porque no nos iba a dar tiempo a llegar para comer y habíamos llegado con tiempo suficiente para entrar los primeros, la espera en éste sitio duró más de una hora.

Pero todo llega y ya estábamos en el Grand Holiday.

Una vez dentro hay unas mesas en las cuales puedes hacer que, por un módico precio tu pensión completa se convierta en TODO INCLUIDO, hay gente que no lo hace, pero nosotros echamos cuentas, previa revisión de los precios de las bebidas en los bares del barco, y compensa a poco que tomes algún cóctel , refresco o café mientras disfrutas de un espectáculo, porque la bebidas son caras.

 

LA LLEGADA AL CAMAROTE:

 

Llegamos al camarote y nos pareció de buen tamaño, estaba limpio, te hacen la habitación todos los días, tenía televisión y el baño tenía lo necesario para ésa semana, no hubo queja por éste tema en todo el viaje.

 

Detalle habitación

 

PRIMERA TOMA DE CONTACTO CON EL BARCO:

Tras dejar las maletas en el camarote subimos a la cubierta y ya estaba llena de gente en bañador tomando el sol en la piscina.

 

Zona exterior y piscina

Nosotros como embarcamos tarde, no llegamos a la hora de la comida y esperamos a la merienda, la cual fue a base de pastelillos, perritos calientes y hamburguesas, si no controlas comes demasiado durante el crucero porque son bastantes horas que pasas en el barco.

Como no teníamos con que compararlo, el tamaño del barco nos pareció bueno, se recorría bien, tenía una piscina exterior para adultos, una más pequeña para los niños, jacuzzi atestado de gente todo el día, que ni probamos claro, gimnasio bien equipado, salón de actos, casino, sala para el cuidado de los niños, restaurantes y cafés, para una semana creo que de sobra porque por el día íbamos a ir de visita por las ciudades, así que para las tardes/noches era suficiente.

 

Vista desde la terraza

Cuando toda la gente ha embarcado, comienza el ritual de lo que se tiene que hacer en caso de emergencia, te pones el chaleco salvavidas, te dan una charla y en 30 minutos la gente se empieza a distribuir por todos los rincones.

 

Charla de seguridad

LAS CENAS EN EL BARCO:

Éste es un tema muy importante porque tienes asignada una mesa en uno de los comedores con varias personas, en principio puedes cambiarte pero es un palo hacerlo cuando te presentas a tus compañeros de mesa.

Nosotros tuvimos suerte y nos sentaron con 4 chicas fantásticas de Barbastro (Huesca), pero no creo que todo el mundo haya tenido la misma suerte, porque varias veces oímos a gente pedirle al jefe de sala cambios de mesa.

Tienen un menú del cual eliges entre varios platos lo que más te apetezca, nos pareció que la calidad era bastante buena y cenamos bien todas las veces.

No os olvidéis de llevar ropa algo más elegante para la cena con el capitán del barco, evento que es de obligada realización, también puedes hacerte fotos con él si te hace ilusión, pagas la foto claro.

 

Vestir de negro nunca falla

 

También se celebra la noche blanca, en la que vas a cenar y el blanco es el protagonista, además de una noche de disfraces.

 

Pues de blanco también

LAS ACTIVIDADES EN EL BARCO:

Si viajáis con niños tienes muchas cosas para tenerlos entretenidos, hay varios animadores que organizan talleres en las zonas habilitadas para ellos, de hecho mucha gente los dejaba en el barco mientras se iban de excursión por las ciudades.

Además para los adultos, hay exhibiciones de fruta decorada, talleres de música, varias fiestas nocturnas para tomar copas en la zona de discoteca actuaciones en el salón principal, de magia, de teatro, bailes…

Dependiendo de tu turno de cenas vas al primer o al segundo pase.

 

Decoración frutal

Nuestro crucero coincidió con los partidos de la selección española durante la Eurocopa, que se podían ver en el salón principal con la pantalla gigante, y como había gente de todos los lugares del mundo, había bastante ambiente, te vas a uno de los bares del barco, te pillas unos cócteles y a disfrutar de la noche.

También hay tiempo para leer, descansar, tomar algo en las cafeterías del barco, charlar, o simplemente observar la inmensidad del mar.

 

Cócteles y aperitivos

EXCURSIONES:

 

El barco te oferta excursiones, pero salen caras en comparación a si las coges tú por mediación de empresas exteriores, las cuales te recogen a la salida del barco y te devuelven a tiempo para que no lo pierdas.

La naviera te advierte de que sólo sus excursiones garantizan que no te dejan en tierra, pero cuando visitamos Pompeya, una mujer se despistó y el autobús que la tenía que llevar al barco, la dejó allí y sino es por nuestra guía que aceptó llevarla de vuelta, hubiera perdido el barco, así que no os preocupéis porque son profesionales y cuidan de vosotros bien.

En alguno de los destinos te compensa más hacer la visita por tu cuenta, nosotros fuimos a nuestro aire en Montecarlo, Roma y Cerdeña.

Sin embargo cogimos excursión en Marsella, Nápoles/Pompeya, Pisa/Florencia.

 

CIUDADES QUE VISITAMOS:

 

Marsella:

 

Cartel de Marsella

Era casi obligado el coger excursión porque del barco te dejan salir a eso de las 8 y a las 3 tienes que estar de vuelta para zarpar nuevamente, así que cogimos una  que nos llevó a lo más representativo del lugar.

 

La Corniche

Tenemos que decir que la ciudad nos pareció bastante bonita, la zona del puerto es preciosa, cuenta con varios monumentos importantísimos como la Basílica de Notre-Dame de la Garde, el Fort Saint-Jean o su impresionante Catedral Basílica de Santa María la Mayor.

 

Notre-Dam de la Garde

Fort Saint – Jean

Vistas de la Catedral de Santa María la Mayor

 

Cerdeña:

 

Escultura Delfín

 

La gente se iba por la isla pero nosotros nos dedicamos a pasar las horas que nos dieron ( hasta las 3 de la tarde) para ir a la playa, que nos gustó, el agua preciosa y a una temperatura genial.

 

 

Foto de la playa

 

 

Nápoles – Pompeya:

 

Castel Nuovo de Nápoles

Galería Nápoles

Atracas en el puerto de Nápoles (el barco zarpa a las 6 nuevamente) y tienes que elegir entre quedarte allí, o coger una de las excursiones a Pompeya o a Capri, nosotros preferimos ver el Vesubio de camino a la ciudad de Pompeya y no nos defraudó.

 

Cartel de Pompeia

Es uno de los lugares que tanto oyes hablar toda tu vida por su trágica historia y que merece la pena ser visitado porque los guías te explican todo sobre el sitio, muy recomendable.

El precio de la entrada es de 11 euros (en 2012) que se paga en las taquillas a la llegada.

Una vez allí te cuentan la historia de los últimos días antes de la erupción que sepultó el lugar, como fueron las excavaciones para sacar a la luz todo lo que allí se encuentra, te impresiona todo lo que ves y oyes, es de visita obligada.

 

Anfiteatro

 

Detalle en pared

 

Figura humana

 

Sus calles

 

 

Pisa – Florencia:

 

El barco atraca en Livorno ( el barco zarpa a las 6 nuevamente) y aquí también cogimos excursión porque para visitar las dos ciudades (bueno en Pisa la torre inclinada), se hacía complicado por nuestra cuenta y por el precio salía hasta más barato, así que nos decidimos por ésta opción.

Primero te llevan a la zona de la Torre Inclinada de Pisa y es preciosa, de verdad se nota su inclinación y es tal como te la imaginas, nos encantó.

Con la torre

 

Desde otra vista

 

Después te llevan hasta Florencia y aunque ya habíamos estado, sigue siendo una ciudad preciosa.

Florencia es impresionante y tiene cosas como el David de Miguel Ángel, El Ponte Vecchio o la Piazza del Duomo, visita obligada en Italia.

Duomo

 

Helado italiano

 

Ponte Vecchio

 

 

Roma:

 

 

El Coliseo

 

Bueno ya sabéis que somos unos enamorados de la ciudad eterna y no cogimos excursión alguna porque fuimos por nuestra cuenta, además te dejan hasta las 6 de la tarde así que te da tiempo a ver algo.

El barco atraca en Civitavecchia y lo único que tienes que hacer es dirigirte a la estación de tren y coger el que te lleva a Términi, una vez allí la ciudad es tuya crucerista.

 

Puerto Civitavecchia

Tartuffo en la Piazza Navona

 

Piazza di Spagna

 

Fontana di Trevi

 

Panteon

 

Pinocchio

 

Fontana della Barcaccia

 

 

 

Montecarlo:

 

Vista de Montecarlo

El barco te deja en Villefranche y tienes sólo hasta las 3 de la tarde para volver al barco, así que si quieres visitar Montecarlo debes desembarcar rápido, es una cosa diferente porque el crucero no puede entrar al puerto, te bajan en botes.

 

Botes para desembarco

Cuando llegas al pueblo, coges el tren hasta Mónaco y a disfrutar de la ciudad, precio del tren 5,40 ida y vuelta.

 

Billetes a Montecarlo

 

Dar una vuelta por el puerto deportivo, dónde se corre el famoso gran premio de la fórmula 1 es genial, luego ves su casino, subes hasta su Catedral, dónde reposan los restos de Grace Kelly.

En las horas que te dan tienes tiempo para ver todo lo necesario pero vuelve rápido que el tren se llena. Todos queremos aprovechar hasta el último minuto y te puedes quedar sin asiento, pero la gente iba de pie así que entramos todos.

 

Puerto deportivo

 

Puerto deportivo

 

Casino

 

Casino

 

Tumba Grace Kelly

 

Guardia

 

 

Y hasta aquí nuestra experiencia con los cruceros, a partir de ahora tenéis que haceros vuestras propias vivencias y disfrutar de un crucero porque es una manera diferente de viajar y todas son buenas.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

 

NYC: ESTATUA DE LA LIBERTAD

Hola hambreviajeros,

en ésta entrada os vamos a mostrar las distintas maneras de disfrutar de uno de los iconos de la ciudad de Nueva York:

LA ESTATUA DE LA LIBERTAD.

¿Quien no recuerda ésta escena de la película El Padrino dónde un joven Vito Corleone llega a Nueva York, y como todo el pasaje, se queda sin aliento cuando ve la famosa estatua?

 

La estatua de la libertad fue construida en París por el escultor francés Frederic Auguste Bartholdi y regalada oficialmente a los Estados Unidos en el 4 de Julio de 1884, aunque no fue inaugurada hasta el 28 de Octubre de 1886, conmemorando los 100 años de la independencia del país americano.

Desde ése año, se erige en la Liberty Island, al sur de Manhattan.

 

PINCHA AQUÍ PARA RESERVAR TU VUELO A NUEVA YORK

 

La estatua ha sido desde entonces lo primero que veían los millones de inmigrantes que llegaban a través del Atlántico en busca de la promesa de libertad y oportunidades en la vida, buscaban el sueño americano.

Pero vamos a lo importante que no es otra cosa sino el poder disfrutar de ésta maravilla de la humanidad y hay varias opciones:

1- Gratis.

Sí, hemos dicho gratis, porque la manera gratuita de disfrutar de la estatua es muy sencilla:

  • Tenéis que ir al sur de Manhattan y dirigiros a la terminal del ferry a Staten Island, que se encuentra en Battery Park, la parada de metro más cercana es Bowling Green, líneas 4 ó 5.

  • Allí cogéis el ferry, que es gratis, y os llevará a la parada que se encuentra en el barrio de Staten Island, por el camino podréis disfrutar de las vistas a la estatua y al skyline de la ciudad de Nueva York, aquí os dejamos unas fotos nuestras en el 2008:

 

Ferry Staten Island

 

Vista de la estatua desde el ferry

 

Vista del skyline de Manhattan desde el ferry

Si queréis y tenéis tiempo pues visitáis éste barrio de la ciudad que cuenta con playa propia, la Midland beach, parques y una amplia oferta de restaurantes y bares, cuando acabéis cogéis el ferry otra vez y os llevará de vuelta a la isla más famosa del mundo, sencillo ¿no?.

Éste ferry funciona las 24 horas del día, y hay ferry cada media hora más o menos, así que recomendamos que vayáis tanto de día como de noche porque las luces de la ciudad son increíbles.

2- Visitas guiadas.

De ésta manera deberéis coger un ferry con la compañía autorizada para visitar tanto Ellis Island, que es a dónde llegaban los inmigrantes antes de poder acceder a la ciudad, como Liberty Island.

La única compañía autorizada para realizar éste trayecto es State Cruises.

Pinchando en su nombre os llevará a su página principal dónde podréis comprar los billetes para el ferry, que incluyen varias visitas según el precio que paguéis.

 

Ferry de State Cruises

Tendréis que elegir el día y la hora a la que vais a ir, no pongáis una hora y lleguéis 4 horas tarde porque no os dejarán pasar, planead ésta visita bien para evitar sorpresas.

También se venden los billetes, sin la subida a la corona, en las taquillas dentro del Castillo Clinton, situado en Battery Park (es un fuerte colonial que se ve perfectamente).

Los ferrys salen de dos puntos: Battery Park, en Manhattan y de Liberty State Park (Ellis Island), en Nueva Jersey y su horario es de 08:30 a 16.30 de lunes a domingo.

Vistas desde el ferry

Precios:

– El billete más económico es de 18,50 dólares adulto, 14 dólares senior y 9 dólares niños de 4 a 12 años (los menores de 4 años entran gratis).

Incluye el ferry de ida y vuelta, acceso a los terrenos de la Liberty Island y Ellis Island, acceso a la sección Fort de madera del pedestal de la Estatua de la Libertad y audio tours incluídos.

 

 

Vistas desde Liberty Island

– Pero si pagas 3 dólares más: 21.50 adulto, 17 senior y 12 niños (4 a 12 años), tienes acceso a La Corona de la Estatua.

 

Vistas desde la corona

 

Avisamos: SON 393 ESCALONES para subir a la corona, no hay ascensor, así que tocara afinar las piernas antes de ir.

Escalera acceso a la corona

Otro aviso: las entradas con la visita a la corona hay que cogerlas con tiempo bastante porque son las más solicitadas, estamos escribiendo éste post a día 20 de Noviembre de 2017 y al entrar en la web de reservas, hasta el 9 de Enero de 2018 no hay entradas para la corona.

La única manera de evitar colas a la hora de sacar las entradas es que las llevéis impresas desde casa.

Nota: si vais a sacar la New York Pass o la New York City Pass, tendréis acceso sólo al viaje en ferry a Liberty Island y a Ellis Island, pero no están incluidos los accesos ni al pedestal ni a la corona, si queréis entrar en ellos la única manera es la número 2, pagando 18 o 21,50 dólares a través de su página web.

Nuestro consejo hambreviajero.

Si lo que queréis es sólo sacar unas fotos de la estatua y ver Manhattan desde lejos, os recomendamos coger el ferry a Staten Island porque no os complicaréis la vida ni reservando entradas ni con los horarios y además ahorraréis unos eurillos.

Pero si como nosotros, queréis disfrutar de la experiencia completa, os recomendamos coger la visita con el acceso a la corona, no os arrepentiréis.

 

Llegada a la corona

En nuestras visitas anteriores no era posible el acceso a la corona, por lo que tomamos la decisión de coger el ferry hasta Staten Island y disfrutar de ésas vistas, pero en la del año 2013 ya pudimos reservar las entradas con la subida hasta la corona y tenemos que decir que:

Es una experiencia en la que vives algo único e indescriptible, la sensación al subir los escalones por la escalera de caracol ya da vértigo.

Sandra subiendo a la corona

Cuando llegas hasta lo más alto y ves la tábula ansata, la antorcha y las vistas a Manhattan desde allí arriba, es algo que te deja sin palabras.

Tábula ansata

Dar una vuelta por la isla y hacer fotos por detrás de la estatua porque no va mucha gente y es una zona bonita.

Mini estatua

Visitad Liberty Island

Os garantizamos que es algo que dejará un grato recuerdo de vuestra visita a la ciudad de Nueva York.

 

Nos vemos por el mundo Hambreviajeros.

AUSTRALIA: LA GRAN BARRERA DE CORAL

 

Hola hambreviajeros,

Se acerca el verano en Australia y os vamos a contar como disfrutar de una de las actividades más alucinantes que podéis realizar en éste país: VISITAR LA GRAN BARRERA DE CORAL.

La gran barrera de coral es el mayor arrecife de coral del mundo, situado frente a la costa de Queensland en el nordeste de Australia, es tan grande que puede ser visto desde el espacio, todo un espectáculo.

 

PINCHA AQUÍ PARA RESERVAR VUELOS A SIDNEY

Lo primero que hicimos fue llegar hasta la capital del estado de Queensland, Brisbane, una ciudad alucinante y con muchísimo encanto.

 

PINCHA AQUÍ PARA RESERVAR VUELOS A BRISBANE

 

Nuestra idea fue atacar la gran barrera de coral por el sur porque  queríamos ir a una zona que no estuviera llena de turistas y así poder disfrutar más del lugar.

LLegamos en avión desde Sidney y una vez allí recogimos nuestro coche de alquiler, recordad que es mejor tener la reserva desde casa para evitar colas innecesarias para recoger vuestro vehículo.

Aquí os dejamos los enlaces de algunas compañías:

PINCHA AQUÍ PARA ALQUILAR COCHE CON AVIS

PINCHA AQUÍ PARA ALQUILAR COCHE CON AUTOCLICKRENTACAR.ES

Además si introduces el código CAR4LESS en el apartado de cupón, tienes un 15% de descuento adicional con tu alquiler de coche en AUTOCLICKRENTACAR (hasta el 30 de abril de 2018)

PINCHA AQUÍ PARA ALQUILAR COCHE CON AUTOEUROPE

Nunca habíamos conducido un coche con el volante al otro lado, así que fue un auténtico reto, pero es una experiencia que hay que hacer.

Pasamos un par de días en Brisbane y pudimos disfrutar de sus atracciones como el Lone Pine Koala Sanctuary, del que hablaremos en otro post.

Pues allá vamos, destino Agnes Water y Town of 1770, que sería nuestra base para conocer la gran barrera de coral.

Metimos la dirección en el gps del coche y nos dirigimos hacia el norte, 482 kilómetros nos separaban del destino y como queríamos conocer algún sitio más durante el trayecto hicimos parada de dos días en un lugar llamado Mooloolaba, en Sunshine Coast, del que ya hablaremos en otro post.

La siguiente foto no es una broma, así fueron las últimas 2 horas del camino para llegar a nuestro destino:

Las autopistas cerca de las grandes urbes son buenas y espaciosas, pero en el año 2015 las carreteras para llegar a poblaciones algo alejadas, y no tan llenas de turistas estaban todavía arreglándose y presentaban ése aspecto.

Eso sí los paisajes era silvestres y tenían mucho encanto, animales pasando al lado tuyo, campos de maíz enormes, casas en medio de la nada, te da sensación de tranquilidad y casi no nos cruzamos con coches así que mejor porque si alguno venía de frente a tí, había que meterse en la cuneta.

Recordamos a día de hoy cuando cruzamos un puente tan estrecho que si llegamos a tener un coche un poco más ancho no podemos seguir adelante.

La señales de aviso por canguros son algo habitual.

Por fin llegamos a nuestro destino, Agnes Water y Town of 1770.

Son dos pueblos separados por 6 kilómetros en la costa australiana unidos por una carretera.

El nombre de Town of 1770 tiene su origen en el 24 de mayo del 1770, cuando el Capitán James Cook llegó a sus costas, ubicando en el mapa ésta parte del continente australiano.

Nosotros nos alojamos en el Hotel 1770 Getaway, un sitio ideal con todas las comodidades para nuestra estancia, ojalá hubieran sido más días.

Por unos 100 euros la noche un lujo en el paraíso,

PINCHA AQUÍ PARA RESERVAR ÉSTE HOTEL CON EDREAMS

PINCHA AQUÍ PARA VER NUESTRA CRÍTICA EN TRIPADVISOR

Una vez instalados dimos una vuelta por los pueblos y nos informamos sobre los horarios de salida del barco para ir a la gran barrera de coral.

Nosotros reservamos con la empresa local LADY MUSGRAVE CRUISES, donde nos explicaron todo sobre la excursión del día siguiente, sale por unos 140 euros persona con desplazamiento a la isla, material acuático, crema solar y una merienda con bebidas.

En ésta zona está uno de los miradores más importantes del mundo por sus impresionantes atardeceres, en dónde se congregan muchas personas para disfrutar del espectáculo.

Amanecía el segundo día y los nervios se apoderaron de nosotros, estábamos un poco más cerca de otro sueño, nadar en la gran barrera de coral, así que nos preparamos y fuimos al embarcadero.

Allí estaba el barco que nos llevaría a la Lady Musgrave Island pero a la llegada nos informan de que había un “problema” con el motor del barco y ése día no había excursión.

Te deja roto.

Avisan de que si el tiempo no es adecuado pueden suspenderlo pero hacía un día precioso, nuestra opinión: éramos pocos y no les compensaba ir hasta el lugar.

Te devolvían el dinero si querías, pero has ido hasta la otra parte del mundo para hacer esto, había que tomar una decisión.

Nosotros nos íbamos al día siguiente a primera hora de vuelta a Brisbane dónde cogíamos un vuelo hacia Sidney.

Tomamos la decisión de hacerlo igualmente, y que nada más acabara la excursión cogeríamos el coche para ir a toda leche hacia Brisbane.

Era una oportunidad única de hacer algo increíble en la vida, así que no íbamos a dejarlo escapar.

Pasamos el día en la playa, tomando el sol y paseando por el pueblo.

La playa es enorme, hay gente haciendo surf y algún chiringuito al lado del camping dónde tomar algo mientras disfrutas del momento.

Y llegó el día,

cruzamos los dedos para que el “problema de motor” se hubiera solucionado porque no iba a ser por el clima (hacía otro día de sol increíble) y en el embarcadero allí estaba nuevamente el barco, pero ahora sí, se podía hacer.

El subidón fue tremendo y nos miramos sonrientes.

Subimos en el barco y: rumbo a Lady Musgrave.

Sentir la sal del mar cuando te salpican las olas al paso del barco pegándote el sol en la cara es algo que todavía recordamos con alegría.

El trayecto dura más o menos 35 minutos, pero a medida que te vas acercando estás más nervioso.

Te dividen en dos grupos para que no haya mucha gente haciendo snorkel en el agua, un grupo va a la isla mientras el otro entra al agua y luego al revés.

Nosotros preferimos no ir a la isla en ningún momento porque queríamos pasar todo el tiempo posible en el agua, no hubo problema y fuimos los que más arrugados salimos.

Te echas crema del sol facilitada en el barco, gafas, tubo, aletas y al agua.

No se puede describir con palabras ni con fotos lo que hay allí abajo, una mezcla de colores, formas, peces nadando a tu alrededor, impresionante.

Sólo salimos para comer, te preparan en el barco algunos sandwiches, pastelitos y bebida para que repongas fuerzas.

Te lanzas al agua otra vez y vuelve la magia.

 

 

 

Pero todo llega a su fin y se acababa el día, siempre pides 5 minutos más pero la marea estaba bajando, mostrando los corales a plena luz, así que debíamos volver.

Cuando íbamos a salir del agua, Sandra vio algo en el fondo, era una tortuga enorme, nos habían dicho que podríamos ver alguna pero en todo el tiempo y con la marea alta no había salido de su escondite.

Nos sumergimos hacia ella para sacarle alguna foto intentando que nuestra presencia no la molestase y de repente comenzó a nadar a nuestro alrededor.

 

No se nos olvidará nunca, dio varias vueltas a nuestro lado y volvió a su escondite, fue mágico, esas cosas que se te quedan en la memoria.

 

Nos despedimos de ella y sin más, nos fuimos hacia el barco.

Siempre quedará en nuestras retinas ésa isla, ése azul del mar, esos peces de colores, esos corales de formas cautivadoras y esa tortuga nadando con nosotros, viajar te llena de experiencias que se quedan en ti para siempre.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.

1ª VISITA A ROMA

Hola hambreviajeros,

En ésta entrada os vamos a contar cómo fue nuestra primera visita a la ciudad eterna y todo comienza con una ilusión.

Corría el año 2007 y vivíamos en Viladecans (Barcelona), los dos trabajábamos pero había mucho gasto en la casa y no es que nos sobrara el dinero.

 Aún así nos las arreglamos para ahorrar algo y emprender la idea del que sería nuestro primer destino como pareja solos, porque la típica visita para comprar toallas a Portugal ya estaba hecha con nuestras familias.

 Por un lado estaba el tema económico, había un presupuesto, también había unas fechas algo encorsetadas por el trabajo y estaba elección del destino.

 Al principio, sobretodo si no tienes claro nada porque nunca has hecho algo así antes, resulta algo abrumador porque es muchísima información de golpe, vuelos por aquí, hoteles por allá, como llegar desde el aeropuerto al hotel, etc…

Aquí el paso a paso que seguimos:

1- Gasto máximo entre el transporte y el alojamiento.

2- Días totales de los que se disponen y fechas para realizar el viaje, recordad que cuanta mayor flexibilidad, es mejor para encontrar buena relación calidad-precio tanto de medios de transporte como de alojamiento, en éste apartado eran 7 noches y el mes de julio era en el que se podía hacer, sólo tener un mes te limita los movimientos pero no es imposible.

3- Lista de lugares a los que nos gustaría ir, en éste apartado las posibilidades eran muy amplias por dos factores:
– Nunca habíamos estado juntos en ningún sitio de vacaciones anteriormente y
– Barcelona es uno de los lugares en que la oferta para viajar es súper extensa por tener el aeropuerto de El Prat y si eso no fuera, suficiente te acercas a Gerona o a Reus y allí hay mucha oferta Low-Cost, Roma fue la elegida para el primer viaje.

4- Visitar varios lugares o centrarse en uno, con 7 días claro que se pueden elegir dos lugares o más, pero mejor centrarse en uno, en ésta ocasión nos centramos en Roma (PINCHA AQUÍ PARA VER ROMA), pero una vez allí hicimos una escapada de un día a Florencia.

5- Elegir el sitio para alojarse entre los cientos que hay es un poco locura porque te surgen mil dudas, siempre hay que plantear cosas como: ¿en el centro con todo su bullicio?, ¿en la tranquilidad de los barrios más alejados?, al final elegimos un hotel que estaba justo al lado de la estación de Términi llamado Rimini, un tres estrellas que encajaba con lo que podíamos pagar y estaba bastante bien. PINCHA AQUÍ PARA VER LA RESEÑA DE TRIPADVISOR.

Bueno, una vez que la lista está terminada y parece que todo encaja pues pusimos rumbo a la ciudad eterna un 15 de Julio de 2007 y aquí comienza lo bueno de verdad:

Salimos del aeropuerto del Prat en Barcelona y el vuelo era con la compañía Vueling.

A nosotros nos encantan los aeropuertos desde niños porque te da la sensación de estar en otro mundo, siempre llenos de gente que se va y que viene, gente que espera a recibir a sus amigos y seres queridos, bares, restaurantes, tiendas, una pasada de sitio.

 

¡¡¡¡NOS VAMOS A ROMA!!!!

El vuelo fue plácido y sin incidentes, y cuando nos dimos cuenta ya estábamos en ROMA-FIUMICINO, (PINCHA AQUÍ PARA TODA LA INFO DEL AEROPUERTO) ahora tocaba coger el transporte para ir a la ciudad que se encuentra más o menos a 30 kilómetros de distancia (PINCHA AQUÍ PARA VER CÓMO LLEGAR A ROMA) y decidimos coger el tren que lleva a la estación de TÉRMINI.

El tren hizo su aparición por la ciudad y a los lados ya se divisaban las casas viejas típicas de allí, enfocamos la estación y el tren redujo su marcha para detenerse suavemente en el andén.

Nos bajamos y pudimos echar un primer vistazo a las entrañas de la estación de Términi, no es de las más bonitas que hay, pero tiene su encanto.

Las maletas pesaban una barbaridad porque a nosotros siempre nos llena de dudas el qué llevar en ellas , siempre te preguntas cosas como “da bueno pero ¿y si refresca?”, “¿llevamos demasiado calzado?”, “¿tenemos pocas camisetas?”, vamos, que dudamos de todo, pero al final siempre sale bien y sino pues se compra algo allí y ya está ¿no?

Salimos de la estación y el primer escalofrío recorrió nuestros cuerpos, ya estamos en Roma.

La llegada fue como un deja vú , esa sensación de haber estado allí antes gracias a las películas que ves por la tele y te pones aún más feliz por haber llegado

Llegamos al hotel, del cual nos enamoró la terraza que teníamos en la habitación porque era justo una de las cosas que esperas ver en tu viaje a Italia: los típicos tejados de las casas, ésas que están tan pegadas entre sí que se puede hablar perfectamente con los vecinos, tendales que cuelgan de fachada a fachada y el color rojo en todos ellos, más típico imposible, así que todos nuestros desayunos eran allí, en la terraza típica italiana saludando a la ciudad todos los días antes de conocerla un poquito más, todavía nos acordamos de esos momentos y de lo genial que estuvo, los viajes te dan esos momentos que se clavan en tu memoria y hacen que sonrías al echar la vista atrás.

DÍA 1:

 

Vamos a contar éste viaje, extendiéndonos algo más en el primer día porque fue una locura total, fruto del ímpetu y la inexperiencia supongo.

Una vez dejamos las maletas en la habitación, salimos del hotel con el plano que habíamos cogido en la manos y pusimos rumbo a la calle Largo di Santa Sussana, lugar en dónde se puede ver una obra que no es tan visitada en Roma, pero tiene una importancia capital como es EL ÉXTASIS DE SANTA TERESA, realizada por el gran escultor italiano Gian Lorenzo Bernini, que se encuentra en la iglesia de Santa María Della Vittoria.

Por el camino, las calles empedradas de Roma mantienen el encanto del pasado cuando eran el impero más grande del mundo, al cruzar sus avenidas con los coches y las motos a toda velocidad te da la idea de una ciudad que está en continuo movimiento tanto de visitantes como de los propios romanos.

Pasamos por el Obelisco di Dogali para llega a la Piazza della Repubblica y seguimos nuestro camino por la Via Vittorio Emanuele Orlando hasta que ésta se convierte en la buscada Largo di Santa Sussana.

 

PIAZZA DELLA REPUBBLICA

Una vez encontrada la puerta de entrada a la derecha se puede observar en todo su esplendor ésta fantástica obra de arte, sólo estábamos 4 personas allí a las 12 del mediodía y ver algo así con tanta tranquilidad no se paga con dinero, es gratis entrar, y verdaderamente impacta la fuerza de la luz que cae del cielo, las caras de sus protagonistas son de una técnica muy depurada, pero que decir del gran Bernini.

ÉXTASIS DE SANTA TERESA

Salimos después de una sesión fotográfica y seguimos nuestro camino, lo bueno que tiene Roma es que los lugares de interés turístico, están muy bien señalizados y las rutas son muy fáciles de seguir.

Bajamos en dirección a la Piazza Barberini y nuestra dirección no era otra que la Piazza di Spagna, la caminata estaba siendo bastante buena pero todo nos llamaba la atención.

Cuando llegamos a la plaza y vimos la escalinata a la derecha, no tenía flores, una pena no haber tenido la oportunidad de ir en primavera porque tiene que ser precioso, pero daba igual era una maravilla, llena de gente haciéndose fotos y disfrutando sentados en sus escalones.

La subimos, claro, había que observar desde arriba la Fontana della Barcaccia y la calle más exclusiva de Roma, la Via dei Condotti.

 

PIAZZA DI SPAGNA

 

FONTANA DELLA BARCACCIA

Las vistas no defraudan, todo es hermoso allá arriba, tras unas fotos bajamos y después de “intentar” ver la Fontana della Barcaccia, se puede observar en la foto cuanta gente había, nos dirigimos a la Via dei Condotti para deleitarnos con los escaparates más exclusivos de la ciudad, todas estaban allí, Cartier, Gucci, Dolce & Gabbana, es una calle prohibitiva para los humanos terrenales pero ¿pasear es gratis no?

Nos creímos millonarios por un instante y entramos en algunas de las tiendas para verlas por dentro, otra atracción más, la gente era amable y servicial, lo esperado en éste tipo de sitios creo, pero que le digan a Julia Roberts en Pretty Woman, si está de acuerdo con esto último.

Volvemos a nuestra realidad y continuamos la ruta, un cartel nos llama a gritos: “FONTANA DI TREVI”, y cómo te vas a resistir a ésa llamada, algo que has querido ver siempre con tus propios ojos toda tu vida, así que la siguiente parada estaba muy clara y hacia allí nos dirigimos.

En otros post relataremos más de ésta maravilla de la humanidad, pero de aperitivo decimos que la gente siempre te dice cosas como: “es más pequeña en persona”, “está ahí empotrada en la pared entre dos edificios” o “no es para tanto”.

Todas las opiniones son respetables pero al final son sólo eso, opiniones de otras personas y lo mejor es hacerse cada uno sus propias ideas y experiencias, la nuestra no puede ser más positiva, entramos en aquel lugar atestado de gente y nos quedamos petrificados, es una auténtica maravilla.

El mármol llama la atención nada más mirarlo, la grandiosidad de sus esculturas, los detalles en cada personaje y el agua cristalina con miles de monedas en el fondo es algo digno de ver, ¿no habéis lanzado nunca una moneda en la Fontana de Trevi? pues ya sabéis que es algo que apuntar para la visita que seguro vais a realizar, una pista: si tiras una moneda con la mano derecha por encima del hombro izquierdo, vuelves a Roma, y en nuestro caso así fue, pero eso más adelante.

FONTANA DI TREVI

Tocaba reponer algo de fuerzas tras una jornada agotadora y qué mejor forma de hacerlo sino es con un auténtico gelato italiano.

Muy cerca de la Fontana hay una gelateria, llamada Valentino, en dónde hacen unos helados riquísimos, está en la Via del Lavatore 96 y abre de 10 de la mañana a 11 de la noche, así que no os podéis ir de Roma sin probar un auténtico helado italiano y si, como seguro que es vuestro caso, habéis estado o descubrís algún otro sitio genial, podéis escribirnos y estaremos encantados de probarlo en futuras visitas.

La siguiente parada fue el Panteón, llegamos por su lado izquierdo y cuando nos pusimos delante y lo vimos fue genial, precioso, esas columnas gigantescas en su parte frontal que te invitan a entrar para seguir disfrutando del espectáculo es algo increíble.

Cuando estas dentro la magia sigue, el suelo de mármol de varios colores, que con el paso del tiempo siguen manteniendo su esplendor.

Y qué decir de la cúpula, con su entrada de luz en el centro, nos quedamos un buen rato sólo para poder ver el halo de luz infiriendo en sus rincones, pura magia.

EL PANTEÓN

Cuando ya se hacía más tarde decidimos seguir con nuestro camino, largo ya para el primer día, y nos dirigimos hacia la Piazza Navona.

Una vez allí nos impactó la cantidad de artistas que se pueden ver, toda la plaza está llena de ellos, obras de mucha calidad que pueden ser un buen souvenir para llevar de tu viaje a la ciudad eterna.

Hay unas fuentes increíbles y un imponente obelisco, que ya era el único que recogía algo de sol, porque se empezaba a hacer de noche ya.

Muchos cafes y restaurantes, de precios bastante prohibitivos por cierto, pero si hay algo que se debe hacer en Roma es COMER UN TARTUFFO EN LA PIAZZA NAVONA, busca entre todos los lugares que los preparan y elige el que más te guste, nosotros, como SIEMPRE SIEMPRE hay que dejar algo para la siguiente visita, nos dejamos la experiencia guardada en el bolsillo para la vuelta, porque hay que tener una excusa para volver a Roma, ¿o tal vez NO?

PIAZZA NAVONA

PIAZZA NAVONA

En camino otra vez con el siguiente destino en mente: el Castel Sant´Angelo.
Como ya venimos diciendo todo en todo el post, es una ciudad tan llena de arte que no es nada aburrido el paseo por ella, así que el camino nos llevó a ver el río Tiber y a el Ponte Sant´Angelo hacia su famoso castillo.

Impresionan realmente los ángeles que custodian el camino a través de él, representando cada uno de ellos los distintos momentos de la Pasión de Cristo.

A medida que te acercas a él, se erige imponente delante de tus ojos con la oscuridad llegando al cielo romano y con las luces dándole toda la majestuosidad que se puede esperar de un lugar tan icónico.

CASTEL SANT´ANGELO

ÁNGEL DEL PUENTE

Ya era de noche cuando acabamos de disfrutar del castillo así que iba siendo hora de volver a casa, pero cual fue nuestra sorpresa cuando a esas horas, más de las 11 de la noche, los servicios públicos de transporte no funcionaban muy fluidamente, bajamos a la parada del metro pero estaba ya cerrado, bueno todo apagado en realidad, porque la verja de la puerta sí se abría pero no había nadie en su interior y todo estaba a oscuras, ahora los horarios son más amplios que hace 10 años.

Nos dirigimos hacia la parada de bus más cercana y nos fuimos hasta Termini y al hotel, totalmente extasiados después de un día tan largo y bonito en Roma.

Los días sucesivos la cosa fue mucho más tranquila, nos dedicamos a disfrutar de la ciudad al ver que se caminaba tan bien por ella, así que planificamos las visitas diarias, nos fue mucho mejor y nuestros pies lo agradecieron mucho.

 

 DÍA 2:

 

El segundo día había varios destinos y empezamos por el más cercano que queríamos visitar, la Basílica di Santa Maria Maggiore y su gran escalinata, recorrimos los alrededores y el interior para empaparnos de toda su belleza y merece la pena estar allí.

SANTA MARÍA MAGGIORE

La segunda parada nos lleva a lo que todo el mundo quiere ver cuando llega a Roma, sí hablamos de grandioso COLISEO, una descomunal obra arquitectónica que aún hoy sigue estremeciendo cuando se mira y nunca podrá dejar indiferente a nadie, no se puede perder nadie la visita interior que desvela los secretos mejor guardados de las entrañas de éste estadio.

COLISEO

INTERIOR DEL COLISEO

Tras una parada para comer en un restaurante cercano y a la sombra, por que julio en Roma es muy caluroso, nos dirigimos al siguiente destino, todo ello claro disfrutando del paseo por la ciudad y de sus rincones, EL FORO ROMANO.

El foro era el centro cultural y comercial de la ciudad, aún mantiene el encanto de sus calles, y si le echamos algo de imaginación nos podemos sentir como la gente de aquella época paseando por sus zonas, con los templos erigidos a los lados, sin dudarlo es una visita más que obligada si estás en Roma.

FORO ROMANO

Después nos dirigimos al Monumento a Victor Manuel II, también conocido como el Altare della Patria, que está situado en la Piazza Venezia.

Es un monumento impresionante desde todos sus ángulos de visión, verlo desde la parte frontal es todo un espectáculo, la estatua de Victor Manuel delante, flanqueada por dos banderas italianas enormes, detrás de él arcos a los lados con columnas y encima esculturas de dos carros tirados por cuatro caballos que te dejan sin aliento, todo un espectáculo para la vista.

ALTARE DELLA PATRIA

DÍA 3:

Ése fue en el que íbamos a conocer el centro mundial de la religión católica, el famoso Vaticano.

Si tenéis claro que queréis ir os aconsejamos comprar las entradas por anticipado y así evitarnos una de las colas, PINCHA AQUÍ PARA COMPRAR ENTRADAS PARA EL VATICANO.

Entramos por la puerta y ahí estaba otra de las colas obligadas como es la de pasar por la seguridad del lugar, hay que decir que fue bastante rápido para la gente que allí nos congregábamos.

ENTRADA AL VATICANO

Una vez pasados los arcos comienza lo bueno, es un lugar fantástico, nos encantó de verdad, salas y pasillos con inmensos techos, obras de arte por todos lados, pero lo que de verdad impresiona es el poder entrar en la famosa Capilla Sixtina, grupos reducidos, sin fotos, pero ése recuerdo no se va jamás.

Es de ésos lugares que has oído hablar toda tu vida y no te defraudan al verlo con tus propios ojos, te podrías quedar horas allí disfrutando de las pinturas del techo, una pena que sólo fueran unos breves minutos.

Continuamos la visita a través del Cortile della Pigna para ver la esfera que allí se encuentra y es de foto obligada, bajamos por la escalera de Bramante, una maravilla para salir del edificio nuevamente y visitar el exterior con su Piazza San Pietro, tantas veces vista por televisión, otra maravilla sin lugar a dudas.

ESCALERA DE BRAMANTE

Pero la cosa no acaba allí, porque cuando entras al interior de la iglesia ves, aunque sea a través de una cristalera, otro hito del arte LA PIEDAD, otra maravilla renacentista del gran Miguel Ángel.
También visitamos la tumba de Juan Pablo II, lugar de peregrinación de muchas personas y la tumba de San Pedro, centro de la iglesia.

Como podéis ver el Vaticano te va a llevar casi un día entero para disfrutar de todos sus rincones, así que aprovecharlo al máximo.

 

PIAZZA SAN PIETRO

GUARDIA SUIZA DEL VATICANO

DÍA 4:

 

Al día siguiente nuestra parada fue un lugar que queríamos visitar desde hacía tiempo, todo el mundo suele ir a la Villa Adriana pero nosotros quisimos conocer uno de los lugares más bonitos del mundo que no es otro que VILLA D´ESTE, antigua residencia encargada por el cardena Hipólito II de Este y Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

VILLA D´ESTE

La villa se encuentra en Tívoli, a las afueras de Roma y a dónde se llega fácilmente en autobús, en el día de nuestra visita, el autobús, que también para en la Villa Adriana, se encontraba lleno al principio pero acabamos prácticamente solos cuando llegamos al destino por que todo el mundo se bajaba en la citada Villa Adriana, por lo que creíamos que iba a ser un fiasco.

Nada más lejos de la realidad, todo impresiona nada más poner un pie en el interior del recinto, sus esculturas, sus jardines y sobretodo sus fuentes, todo lo que os podamos decir se queda corto porque es un lugar digno de ver y pasar unas horas recorriendo sus caminos, sintiendo el agua en la cara al pasar por una de sus fuentes, además hacía muchísimo calor así que se agradecía mucho el frescor y en nuestra visita no había mucha gente así que se disfrutó con mucha tranquilidad, apuntadlo para vuestro viaje, seguro que no os defrauda, garantía HAMBREVIAJERA.


Volvimos a Roma de nuevo tras haber cumplido otro sueño y que mejor forma que con una buena cena en el restaurante Il brillo parlante, restaurante frecuentado por romanos y que no es de turistas, dónde disfrutamos de pasta y queso italiano con un sabor espectacular, el restaurante se encuentra al lado de la Piazza del Popolo, en la Via della Fontanella 12.

Como hacía muy buena noche para pasear, decidimos bajar la cena yendo hasta la Fontana di Trevi a maravillarnos también de noche con ella, sigue sin defraudar, es un lugar mágico de verdad y toda visita es poca, así que si tenéis la oportunidad visitarla tanto de día como de noche no la dejéis escapar, con ésta parada acabamos nuestro día.

LA FONTANA DE NOCHE

 

DÍA 5:

Día elegido para hacer la visita a Florencia, de la cual ya hablaremos en otro post.

 

DÍA 6:

Con Florencia ya en la memoria retomamos Roma y estrenamos el metro, ya explicaremos en otra entrada los distintos medios de transporte en Roma.

Nos bajamos en la parada que hay en el Circo Massimo y llegamos para observar éste lugar.

Muchos sitios en Roma requieren de echarle algo de imaginación y de recuerdos de películas que hayamos visto sobre la ciudad y sus espectáculos.

Pues ésta atracción es uno de esos momentos porque a simple vista no se ve gran cosa, un espacio amplio rodeado por la carretera pero que tiene su encanto si vuelves la vista atrás y te imaginas gobernando una cuadriga romana en una de sus icónicas carreras, entonces lo ves y lo sientes, ése es un lugar con muchísima historia y lo disfrutas más.

CIRCO MASSIMO

La siguiente parada es muy conocida, sobretodo para los más cinéfilos, se trata de LA BOCCA DELLA VERITA.

¿Quién no recuerda ésta divertida escena de la película VACACIONES EN ROMA?

La iglesia en la cual se encuentra, Santa María in Cosmedin, situada en la Piazza della Bocca della Verita 18 tiene un horario de Lunes a Viernes de 9:30 a 17:50.

Entramos al recinto y nos pudimos hacer una foto con la famosa piedra, recordad no mentir si vais a meter la mano en su interior, porque os deja sin ella, ¿o es sólo una leyenda?, quien sabe, por si acaso ya sabéis.

BOCCA DELLA VERITA

La siguiente parada fueron las Termas de Caracalla, dónde te sumerges en uno de los lugares más famosos en otra época de esplendor pero que aún en la actualidad ha sido utilizado como inspiración para la construcción de la estación de Pennsylvania en Nueva York y sirven de fondo para la temporada de Ópera del Teatro dell´Opera di Roma cada verano, así que merece la pena verlo, disfrutar de sus mosaicos e imaginarse paseando por éste lugar en aquella época.
De camino al hotel se pasa por la pirámide Cestia, y nos hicimos fotos con ella.

CARTEL DE LAS TERMAS

MOSAICO

PASEO POR LAS TERMAS

DÍA 7:

 

Ya tocaba el último día en Roma de nuestra primera visita y nos fuimos hasta la Villa Borguese, uno de los parques urbanos más grandes de Europa que mezcla perfectamente naturaleza con obras de arte.
Sus templos, fuentes o la Vialle del Lago son verdaderamente preciosos y la escultura que más nos gustó fue ésta de un soldado romano y una mujer llorando en su pecho, verdaderamente preciosa.

CARTEL

Como nos sobró algo de tiempo paseamos por la ciudad y acabamos nuevamente en el Panteón para volver a disfrutar con su halo de luz entrando por el techo.

Amaneció el último día ya antes de partir hacia el aeropuerto, nos dimos una vuelta por un barrio muy conocido aquí como es el Trastevere, dónde disfrutamos de un ambiente muy romano y nos tomamos algo en una terraza para despedir, hasta la próxima vez a la ciudad eterna.

Tres años más tarde Roma fue una de las paradas de nuestro tour por Europa, pero eso es otra historia que ya contaremos.

Esperamos que os haya gustado hambreviajeros y que disfrutéis con nuestros siguientes post.

Os animamos a que nos dejéis vuestros comentarios aquí debajo, nos sigáis por redes sociales y si queréis disfrutar de ofertas a Roma PINCHAR AQUÍ y descubriréis lo fácil que es irse de viaje.

Nos vemos por el mundo hambreviajeros.